UA-63900528-1
La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Bienvenido!

PREVENCIÓN DE INCENDIOS

 

QUE PRECAUCIONES DEBEMOS TOMAR PARA EVITAR QUE SE DESARROLLE UN INCENDIO EN EL TRABAJO O EL HOGAR?

  •  Reduzca al mínimo el material combustible en el área de trabajo y en su hogar. Mantenga el material combustible alejado de fuentes de calor o fuentes de ignición.
  • Elimine y no acumule paños, trapos o material de limpieza impregnado de aceite, disolventes, grasa o gasolina.
  • No invente conexiones eléctricas ni recargue los enchufes existentes con regletas de enchufes múltiples. LAS REGLETAS DE ENCHUFES MÚLTIPLES SON UNA MEDIDA TEMPORAL, NO DEBE MANTENER EQUIPO PERMANENTEMENTE ENCHUFADO A UNA REGLETA.
  • Repare y no utilice equipo con cables pelados o defectuosos.
  • Almacene sólo cantidades absolutamente necesarias de líquidos inflamables y en envases diseñados para esto.
  • No coloque apartos de calefacción en cuartos pequeños sin ventilación o donde se almacena material combustible.
  • No cubra los equipos de calefacción como radiadores y estufas con ropa u otros objetos.
  • Si utilizó un equipo y éste permanece caliente, asegúrese de que no lo deja donde haya riesgo de combustión.
  • Desconecte de la red todo equipo eléctrico que no esté en uso.
  • Preste atención al equipo eléctrico cuando está en uso y evite el sobrecalentamiento del equipo y las conexiones eléctricas.
  • Obedezca los rótulos de NO FUMAR.
  • No deje sin atender el aceite o las grasas calentándose en la cocina.
  • Evite usar velas o lámparas de gas. Utilice linternas eléctricas para casos de emergencia
  • Revise periódicamente los extintores y sistema contraincendios instalados.
  • Manténgase informado de los fundamentos teóricos sobre el uso y manejo de extintores.
  • Cada usuario debe conocer el riesgo de incendio derivado de los productos que manipula, los focos de ignición existentes en su área de trabajo y el procedimiento concreto en el manejo de instalaciones que evite la producción de incendios.
  • Salvo excepciones transitorias y muy justificadas se mantendrán libres de obstáculos los accesos, pasillos y salidas de las distintas secciones.
  • La instalación eléctrica de las máquinas sólo podrá ser manipulada por el personal de mantenimiento.

 

QUE ES UN INCENDIO

Un incendio es el resultado de una reacción química en la que intervienen los siguientes elementos:

Una materia combustible (ej. sólidos, líquidos o gases), un comburente, normalmente el oxígeno del aire, y el calor suficiente, ó fuente de ignición, que aporte la energía necesaria para activar la reacción química.

Un incendio se desarrollará siempre y cuando coexistan al mismo tiempo todos y cada uno de los elementos anteriores. Por lo tanto, el incendio no se iniciará si falta algún elemento; ó se extinguirá cuando se elimine cualquiera de ellos.

 

COMO SE DESARROLLA UN INCENDIO

Un incendio tiene un desarrollo diferente según sea la materia combustible: sólidos, líquidos o gases.

En un combustible sólido se dan las siguientes etapas:

Una etapa de incubación por oxidación espontanea o calentamiento, en la que la temperatura es baja, que se caracteriza por la emisión en pequeña cantidad de vapores y humos (partículas invisibles) dando lugar al olor a quemado. Esta etapa puede durar días, semanas ó años (un árbol de Sequoia en California, en cuyo tronco una persona echó un cigarrillo prendido, estuvo en esta etapa durante tres años).

La segunda etapa se caracteriza por la emisión en gran cantidad de humo visible. La temperatura sigue siendo baja.

En la tercera etapa aparecen las llamas y se genera una gran cantidad de humo y gases tóxicos. En ella aumenta bruscamente la temperatura.

En un combustible líquido las etapas son las siguientes:

Una etapa de incubación por calentamiento que se caracteriza por el desprendimiento de vapores a partir del momento en el que el líquido tiene una temperatura de inflamación superior o igual a la temperatura ambiente.

En la segunda etapa aparecen las llamas que se propagan rápidamente por toda la superficie del líquido debido a la elevada temperatura de éste y al contacto con el aire.

En un combustible gaseoso:

La presencia de una fuente de ignición suficiente inflama instantáneamente toda la masa de gas presente pudiendo llegar a producir detonaciones y explosiones.

 

PELIGROS PARA LAS PERSONAS AFECTADAS POR UN INCENDIO

Los principales peligros para las personas afectadas por un incendio son: el humo, los gases tóxicos que lo componen, la insuficiencia de oxígeno, el calor, las quemaduras y el pánico.

El humo junto con los gases tóxicos que lo componen causa el mayor número de víctimas mortales en los incendios. Esas víctimas en un primer momento no han podido encontrar una salida por causa del humo y después el monóxido de carbono les ha envenenado o la falta de oxígeno, asfixiado.

Entre los gases que se desprenden los más tóxicos son tres: monóxido de carbono, ácido cianhídrico y ácido clorhídrico. Estos dos últimos provienen de los materiales que contienen nitrógeno y cloro en su composición.

QUE HACER EN CASO DE INCENDIO

Como medida preventiva, siempre se deberá conocer:

Las posibles vías de escape, y la ubicación de los medios disponibles para poder apagar el fuego.

Si se trata de extintores portátiles se deberá conocer su ubicación y su modo de empleo.

Ante un incendio se deberá seguir los consejos de seguridad siguientes:

Avisar al teléfono de emergencias 123 indicando:

  • * QUIEN informa
  • * QUE ocurre
  • * DONDE ocurre.

Cortar la corriente eléctrica y la entrada de gas.

Si es posible, retirar los productos combustibles o inflamables próximos al fuego.

Intentar apagar el fuego sólo si es pequeño y se puede controlar.

Si se decide apagar el fuego, deberá situarse entre el fuego y la vía de escape.

No utilizar agua: 
* Cuando ésta pueda alcanzar instalaciones eléctricas.
* Cuando el incendio sea de líquidos inflamables (aceite, gasolina, etc …)

Si no se puede apagar el fuego, no correr riesgos inútiles, buscar un lugar seguro y abandonar la zona.

Al abandonar el lugar incendiado:
* Cerrar las puertas al salir, 
* Gatear si hubiera humo, 
* No empujar a otros afectados.

No utilizar los ascensores como vía de evacuación.

No detenerse hasta situarse suficientemente lejos del lugar del siniestro y no entorpecer la salida de otras posibles personas afectadas.

Si la escalera está llena de humo mantenerse en la vivienda.

En caso de no poder abandonar la vivienda por el fuego:
* Encerrarse en una habitación,
* Tapar las ranuras de la puerta, preferiblemente con trapos mojados para evitar que entre el humo, 
* Intentar hacerse ver por la ventada.

Si se incendia la ropa, no correr. Tumbarse en el suelo y rodar sobre sí mismo.

Igualmente, si se observa a alguien a quien se le ha prendido la ropa, tenderlo en el suelo y cubrirlo con una manta o similar grande y apretar hasta extinguir las llamas.

Si se incendia el cabello, hay que tapar la cabeza con un trapo húmedo.

CÓMO USAR UN EXTINTOR 

 

El modo de empleo del extintor aparece de forma explícita en su superficie, y en situaciones normales basta con seguir los pasos que en él se recomiendan, pero para una mayor seguridad le recomendamos tomar en consideración estas sugerencias:

  

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA AL UTILIZAR UN EXTINTOR

 Cada decisión tomará sólo dos fracciones de segundo. El conocimiento y la práctica le ayudarán a hacerlas con seguridad y eficiencia.

 

PASO 1. AVISE DEL FUEGO A SU SUPERVISOR Y LAS PERSONAS EN EL ÁREA.

 Si es necesario, utilice la alarma o llame al teléfono de emergencia.

 Si no hay alarma o teléfono a la mano, dé la voz de alerta o grite: fuego; si está acompañado envíe al otro a avisar.

  

PASO 2: DECIDA SI DEBE UTILIZAR UN EXTINTOR

 ¿Cuán intenso es el incendio?

 ¿Qué cosas hay cercanas al incendio que puedan propiciar su expansión?

 ¿Está su vida o la de alguien en peligro?

 Si el incendio pasó de su etapa incipiente, desaloje el lugar, siga el plan de evacuación de su área o unidad.

 

PASO 3: DETERMINE LA CLASE DE FUEGO.

 Clase A: Madera, cartón, papel y tela

 Clase B: Líquidos inflamables y gases

 Clase C: Equipo eléctrico

 Clase D: Metales

  

 

PASO 4: REVISE LA ETIQUETA DEL EXTINTOR, ASEGÚRESE DE QUE ES EL TIPO QUE APLICA A LA CLASE DE INCENDIO.

 PASO 5: ASEGÚRESE QUE EL EXTINTOR ESTÁ CARGADO. VEA EL MANÓMETRO.

 PASO 6: TIRE DEL PASADOR HACIA AFUERA PARA QUITAR EL PRECINTO DE SEGURIDAD.

 PASO 7: DIRIJA LA MANGUERA Y BOQUILLA HACIA LA BASE DEL INCENDIO.

  PASO 8: PRESIONE LA VÁLVULA DEL EXTINTOR.

 PASO 9: MUEVA LENTAMENTE LA MANGUERA Y BOQUILLA DE DERECHA A IZQUIERDA SOBRE LA BASE DEL INCENDIO.

 PASO 10: CONTINÚE ACERCÁNDOSE LENTAMENTE SEGÚN SE APAGA EL INCENDIO.

 PASO 11: ASEGÚRESE QUE EXTINGUIÓ EL INCENDIO. UTILICE TODO EL CONTENIDO DEL EXTINTOR.

 PASO 12: NOTIFIQUE A LA PERSONA ENCARGADA DE RECARGAR EL EXTINTOR. 

Productos y

servicios

 

Aquí respondemos sus preguntas...

 

Línea de

proyectos